Un matrimonio con el deporte

Un matrimonio con el deporte

Hugo López Morrobel

El problema más angustioso que ha soportado históricamente el deporte dominicano, ha sido la falta de inversión económica por parte de las autoridades y del empresariado, que en su gran mayoría desconoce o no le importa un comino ese sector, excepto unos pocos que ayudan a través del programa Creando Sueños Olímpicos.

Los gobiernos han sido los máximos responsables porque han mantenido hasta ahora una posición demasiado conservadora, que se podría definir como tacaña e irrespetuosa, en muchos casos, por desconocimiento sobre la importancia de las actividades físicas en la sociedad , y esa inobservancia de otorgar al deporte un presupuesto sencillamente ridículo, como una especie de “limosna” , es inaceptable.

Pero parece que definitivamente se dará un giro de 180 grados, al escuchar ayer las palabras del presidente Luis Abinader, en el sentido de que el deporte seguirá siendo uno de los objetivos más importantes de su gobierno.

Y parece que es así, porque ordenó entregar viviendas a todos los atletas que asistieron a Tokio, que carecen de un techo propio.

Todo indica que ya podría ser cosa del pasado que a los deportistas solo se les otorgaban facilidades cuando obtenían triunfos resonantes en eventos internacionales.

Ello así, porque en otras ocasiones hemos sido testigos de alabanzas y promesas que al poco tiempo caen en el vacío, en el olvido total.

Las promesas del presidente Abinader sobre el interés de su gobierno en el desarrollo del deporte en términos generales, deben mantenerse latentes, para que por si acaso, recordarlas constantemente, dado que tenemos muy mala memoria.

Pero al mismo tiempo, hay que exigir de una vez por todas, caiga quien caiga, que la dirigencia deportiva enquistada en las muchas federaciones, la mayoría amorfas, realicen su trabajo, porque no es un secreto que muchos oportunistas se han enquistado y sobrevivido como parásitos , una forma muy cómoda de mantener un estatus de primer nivel que no lograrían en otras actividades.

Estamos pues, ante un gran reto en el que la mejoría de la calidad de vida de los atletas debe seguir siendo el norte, una prioridad, y en ese proyecto, deben comprometerse todos los sectores que de una u otra forma inciden en el deporte del país.

Nueva vez, felicitaciones para todos los que contribuyen a la mejoría del deporte, que aunque algunos lo ignoren, incluso deliberadamente, es una pata fundamental enel desarrollo integral de cualquier sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *