Utility mexicano confesó asesinato de amante casada de 58 puñaladas en casa de Queens

Utility mexicano confesó asesinato de amante casada de 58 puñaladas en casa de Queens

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._  El utility mexicano David Bonola, de 44 años de edad y acusado por el brutal asesinato de su amante casada, Orsolya Gaal, de 51,  confesó a la policía que la mató de 58 puñaladas en el sótano de la casa de ella en Queens y luego envolvió el cuerpo en una lona y lo tiró en una calle de ese condado a poca distancia de la vivienda.

El mexicano, con habilidades en carpintería, ebanistería, plomería, electricidad y mantenimiento comenzó la relación hace dos años con la víctima mientras hacía reparaciones en la casa y ella convivía con su esposo y dos hijos.

El mexicano también está casado y con varios hijos.

Les dijo a los detectives de homicidios que él se enfureció en medio de una discusión y cuando la mujer le dijo que no quería seguir  la relación intermitente de hacía dos años.

Bonola, ya estaba en el radar de la policía de Nueva York el miércoles por la noche cuando los oficiales que buscaban un video de vigilancia lo vieron cerca de la escena del crimen y lo llevaron de regreso al cuartel 112 en Queens.

Ya en el cuartel hizo declaraciones auto incriminatorias sobre el asesinato, según dijo el jefe de detectives de la policía de Nueva York (NYPD), James Essig, en una conferencia de prensa ayer jueves.

Es  acusado de asesinato, manipulación criminal de un cadáver y posesión criminal de un arma por apuñalar a Gaal, de 51 años, 58  veces en el sótano de su casa en el vecindario de Forest Hills (Queens) con un cuchillo de cocina la madrugada del sábado.

Cuando los detectives lo sacaban del cuartel 112 respondió con insultos a los reporteros que le preguntaban por qué la asesinó.

«¡F–k you mother  f-kers!», respondía el mexicano a los periodistas.

Bonola, quien que  no tiene arrestos previos, fue empleado por la señora Gaal durante unos dos años, y en  ese tiempo tuvieron una aventura íntima, reveló Essig.

Reanudaron la relación a principios de este mes para romper de nuevo, y Bonola regresó para hablar sobre la relación nuevamente, agregó la jefa del NYPD  Julie Morrill, quien dirigió la investigación.

Fuentes policiales le dijeron al tabloide NY Post  que los amantes no tenían planes esa noche, pero Bonola se presentó en la casa de Gaal a las 12:30 de la madrugada  del sábado, poco después de que ella  regresara de ver un espectáculo en el Lincoln Center con varios amigos y amigas y se tomó un solo trago, explicó Essig.

El acusado que tiene un parecido sorprendente con el guitarrista del grupo roquero  “Guns N’ Roses”, Slash, fue dejado entrar voluntariamente por Gaal, o usó una llave que sabía que estaba escondida dentro de una barbacoa para que pudiera entrar a escondidas, dijo la policía.

«Se produce una acalorada discusión entre los dos en el sótano. Se blande un cuchillo, se produce una lucha violenta, lo que resulta en que nuestra víctima sea apuñalada despiadada y brutalmente más de 50 veces, causando su muerte», dijo Essig.

«Bonola luego tomó una bolsa de lona para palos de hockey que pertenecía al hijo de la señora Gaal, la colocó en la bolsa y, como muestra el video, se le vio rodando el cuerpo por la acera, dejando un rastro sangriento por las calles de Forest Hills», añadió Essig.

El hijo de 13 años de Gaal estaba arriba en la casa, sin saber que su madre era asesinada en el sótano.

Fuentes policiales dijeron que el presunto asesinato no fue premeditado, y que una vez que Gaal murió, Bonola entró en pánico y metió sus restos en la bolsa de hockey porque no quería que la familia encontrara su cuerpo.

Bonola luego hizo rodar la bolsa de lona a través de Forest Hills, en dirección a su casa de Richmond Hill, y la arrojó fuera de Forest Park, dejando atrás un rastro de sangre que conducía de regreso a la puerta lateral de la casa de Gaal.

Los detectives encontraron el arma homicida en la escena, así como la chaqueta de Bonola, botas empapadas de sangre, camiseta y vendas, que parecía haber arrojado mientras huía.

Bonola supuestamente sufrió heridas en las manos después de apuñalar a Gaal y fue a una clínica comunitaria de la red  CityMD el sábado para que le curaran las  heridas. Luego se dirigió al hospital Bellevue después de que los médicos de la clínica de urgencias le dijeron que las heridas eran demasiado profundas para que las trataran allí.

Durante su confesión, Bonola también admitió haber enviado mensajes de texto perturbadores desde el teléfono de su amante asesinada al  esposo de la víctima,  Howard Klein, advirtiendo que él y su familia estaban en peligro.

La policía encontró que la amenaza era infundada y enfatizó que actuó solo.

«Solo quiero asegurarle al público y especialmente a los residentes de Forest Hills, que no hay sospechosos sobresalientes en este momento», dijo Essig.

Bonola, quien también tiene ínfulas de actor, poeta y compositor, escribía mensajes de rutilante amor hacia la muerta en su página de facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.