Vacunas COVID-19: dos expertos responden las dudas más frecuentes

Vacunas COVID-19: dos expertos responden las dudas más frecuentes

Con fármacos ya aprobados y las poblaciones comenzando a ser inmunizadas, las preguntas se suceden en cuanto a efectividad, aplicaciones y reacciones. ¿Debería vacunarse una persona que ya tuvo la enfermedad? ¿Protegen contra las nuevas variantes del virus? Todas las respuestas.

Nunca como antes el proceso de detectar, producir, distribuir y aplicar una vacuna a toda la humanidad fue como en estos tiempos. Las experiencias anteriores son parcialmente aplicables y hoy el modo en que se diseminó el coronavirus y las consecuencias pandémicas se acercan a un colapso internacional no visto. La celeridad con que la ciencia ha dado respuesta a saber del virus y de cómo combatirlo en una carrera contrarreloj que, además, ha sufrido la mirada escrutadora del planeta.

Con vacunas ya aprobadas y comenzando a circular, aunque no con la eficacia, celeridad y justicia que se espera, las preguntas se suceden en cuanto a efectividad, implicancias, aplicaciones, reacciones.

La falta de mensajes combinada con la gama de diferentes vacunas COVID-19, la aparición de nuevas variantes del coronavirus y los planes de implementación estatales y municipales inconsistentes han causado confusión. La publicación Scientific American le pidió a Namandjé Bumpus, farmacólogo de Johns Hopkins Medicine en Baltimore, y Ashley Lauren St. John, inmunóloga de la Escuela de Medicina Duke-NUS en Singapur, que respondieran algunas de las preguntas más importantes sobre las vacunas COVID disponibles actualmente. En un compendio de sus respuestas al unísono se conforma este cuestionario base para sanear las dudas más importantes aún en la mente colectiva.

¿Debería recibir una vacuna COVID autorizada ahora si es elegible?

¡Sí! Realmente se necesita que más personas se vacunen para desarrollar la inmunidad colectiva y frenar la propagación de enfermedades. Las vacunas son una parte importante del conjunto de herramientas para salir de la pandemia.

¿Debería vacunarse si ya ha tenido COVID-19?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU no han sugerido un intervalo mínimo entre la recuperación de COVID y la vacunación. Los síntomas deberían desaparecer y se debería salir de la cuarentena antes de recibir una. Puede ser cierto que puede esperar más porque tiene una respuesta inmune acumulada.

¿Cómo debe interpretar la eficacia de la vacuna? ¿Qué significa “eficacia del 95%” o “eficacia del 66%”?

La eficacia de la vacuna se refiere a qué tan bien se desempeña en un ensayo cuidadosamente controlado, mientras que la efectividad describe su desempeño en el mundo real. Un error común es interpretar que una eficacia del 95% significa que tiene un 5% de posibilidades de enfermarse incluso si se vacuna. Eso no es cierto en absoluto. La eficacia se calcula en función de los ensayos que tienen un grupo de control de placebo no vacunado y, al final del ensayo, observan el número en el grupo de control que terminó con COVID sintomático para obtener la tasa de infección inicial. La vacuna Pfizer-BioNTech, por ejemplo, tuvo una eficacia del 95% en su ensayo clínico. Ese número provino del hecho de que 162 personas en el grupo de placebo contrajeron COVID sintomático, y ocho personas en el grupo vacunado lo hicieron; eso es 170 casos en total. Ocho es aproximadamente el 5% de 170. Así es esencialmente cómo se calcula la eficacia. La mayoría de los ensayos clínicos de la vacuna COVID han informado su eficacia para prevenir cualquier enfermedad sintomática, no necesariamente una enfermedad grave; sin embargo, los primeros datos de estos últimos son prometedores.

Si se recibe la vacuna y aun así el sujeto se infecta, ¿la vacuna aún marca la diferencia? ¿Previene enfermedades graves o la muerte?

Sí, lo que se ha visto con la mayoría de las vacunas actuales son síntomas menos graves y casi ninguna hospitalización ni muerte en personas vacunadas que se infectan. Varios ensayos han observado una reducción de la enfermedad grave en los sujetos vacunados. Con algunas excepciones, como, posiblemente, la vacuna AstraZeneca en Sudáfrica, las vacunas parecen reducir el riesgo de contraer COVID sintomático, pero si se contrae, es muy probable que sea un caso menos grave.

¿Protegen las vacunas contra las nuevas variantes del virus, incluidas las identificadas por primera vez en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil?

Los datos hasta ahora sugieren que la mayoría de las vacunas brindan al menos algo de protección contra las nuevas variantes. Sin embargo, se puede ver a partir de algunos de los datos de ensayos clínicos y estudios de neutralización de anticuerpos que las vacunas diseñadas contra las cepas originales del virus podrían no ser tan efectivas contra ciertas variantes nuevas, particularmente contra las mutaciones encontradas en la variante B.1.351 extendida en Sudáfrica. Muchas de las nuevas variantes tienen cambios en la proteína de pico, que el virus usa para infectar células, por lo que es un poco diferente de lo que el cuerpo de una persona vacunada ha visto antes en la vacuna. Aun así, en general, las vacunas autorizadas están cumpliendo los objetivos de eficacia y parecen brindar cierta protección contra las nuevas variantes. La mejor manera de evitar que surjan nuevas variantes es vacunando a muchas personas. Moderna está desarrollando una vacuna de refuerzo para ofrecer protección adicional si es necesario, y Pfizer-BioNTech también está explorando esta posibilidad.

¿Cuál es la diferencia entre el ARNm y las vacunas de vectores virales?

Una vacuna de ARNm, como las fabricadas por Pfizer-BioNTech o Moderna, proporciona instrucciones genéticas para producir proteínas virales en forma de ARN monocatenario, en una capa lipídica, en sus células, sin inyectar ningún virus. Esto tiene algunas ventajas interesantes porque solo contiene los componentes del virus que desea que el sistema inmunológico reconozca y hace que sus propias células imiten la forma en que se producen las proteínas virales cuando una célula se infecta naturalmente con el virus. Es muy bueno para inducir el mismo tipo de respuesta inmune que ocurriría en una infección natural. Una desventaja es que el ARNm debe mantenerse muy frío para que sea estable.

Las vacunas de vectores virales, como las fabricadas por AstraZeneca o Johnson & Johnson, utilizan ADN de doble hebra en lugar de ARN, pero siguen transmitiendo instrucciones genéticas a sus células. Usan un virus modificado y seguro (no el SARS-CoV-2) para dar las instrucciones para producir proteínas virales.

¿Existe una vacuna “mejor”?

Se eligen diferentes diseños de vacunas porque tienen ventajas únicas, por lo que no existe una “mejor”, pero podría haber una que lo sea para un determinado grupo de personas. Tanto las vacunas de ARNm como las de vectores virales instruyen a sus células para que produzcan fragmentos de la proteína del pico del coronavirus para que la próxima vez que el cuerpo encuentre esas proteínas pueda generar una respuesta inmune. Los números de eficacia se derivan de diferentes estudios clínicos que se realizaron en distintos entornos, por lo que, en lugar de comparar esos números, lo que se debe recordar es que las vacunas autorizadas generalmente funcionan. Tienen eficacia.

¿Protegerá la vacuna de transmitir el virus a otras personas?

Esperamos que sí, pero aún no lo sabemos del todo. Hay dos objetivos clave de las vacunas: proteger al individuo y detener la propagación de enfermedades. Tenemos motivos para tener esperanzas basándonos en lo que sabemos sobre los virus y algunos datos emergentes , pero aún no sabemos con certeza si las vacunas reducirán la transmisión de enfermedades . Por eso es importante continuar con el distanciamiento social, usar máscaras y seguir otras pautas para prevenir la propagación de enfermedades, incluso si un sujeto se ha vacunado.

¿La eficacia de la vacuna desaparecerá con el tiempo?

Esto podría pasar. A menudo necesitan dosis de refuerzo para conferir los mejores niveles de protección. Algunas pueden proteger a alguien durante toda la vida, mientras que otras requieren un refuerzo cada pocos años. Será importante monitorear las respuestas inmunes en el largo plazo en aquellos que están vacunados para saber si se necesitan refuerzos y cuándo. La mayoría de las vacunas COVID disponibles actualmente requieren dos dosis para ser completamente efectivas. Los CDC ampliaron recientemente el intervalo permitido recomendado entre dosis debido a la disponibilidad limitada, aunque algunos expertos han criticado la decisión.

¿Debería preocuparse por las reacciones alérgicas a la vacuna?

Las reacciones alérgicas pueden ocurrir en respuesta a cualquier vacuna o medicamento inyectado, pero son extremadamente raras. Las vacunas siempre deben administrarse en un entorno donde los proveedores de atención médica puedan tratar cualquier reacción alérgica que se desarrolle inesperadamente. Las personas no necesitan preocuparse por las vacunas si tienen alergias a los alimentos o alergias al látex. La mayoría de las personas no necesitan preocuparse por una reacción alérgica. Para aquellos con antecedentes de reacciones alérgicas graves o alergias a los ingredientes de la vacuna, sería mejor discutirlo con un médico antes de recibir la vacuna COVID.

¿Qué efectos secundarios podría experimentar? ¿Son normales?

Los efectos secundarios comunes son los que esperaríamos de otras vacunas: fatiga, dolor de cabeza, fiebre, particularmente después de la segunda dosis, y dolor agudo en el lugar de la inyección, que puede sentirse caliente al tacto e hinchado; todos estos síntomas son signos de una reacción inmunitaria. Estas reacciones son muy comunes y a menudo indican que el sistema inmunológico está trabajando duro para reconocer la vacuna y recordar el nuevo virus para la próxima vez.

¿Cómo pueden las personas asegurarse de recibir una vacuna legítima y autorizada?

Siempre es importante recibir las vacunas bajo la supervisión de un proveedor médico autorizado. Consultar al médico sobre cualquier inquietud porque existen planes claros de distribución de vacunas en la mayoría de los lugares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *