Video e indignación: un policía se arrodilla sobre afroamericana embarazada de 9 meses para arrestarla

Video e indignación: un policía se arrodilla sobre afroamericana embarazada de 9 meses para arrestarla

Todavía está fresca la imagen del policía arrodillado sobre George Floyd, un afroamericano que murió a manos de un policía blanco en Minneapolis. Y esa postal se convirtió en un triste símbolo en Estados Unidos, volvió a repetirse durante la detención de una mujer afroamericana embarazada de 9 meses.

La detención se efectuó en rigor la noche del 30 de septiembre cerca de una gasolinera en Kansas City, Missouri. Y quedó registrada en video.

Y las imágenes del efectivo blanco que apoya su rodilla sobre la espalda de Deja Stallings, quien espera dar a luz este mes, llegó a las redes sociales. Y la indignación no se hizo esperar.

Un centenar de activistas armó un campamento frente al Ayuntamiento, que ya lleva una semana.

Aseguran que permanecerán en el lugar hasta que el oficial involucrado y el jefe de Policía de la ciudad sean despedidos, difunde RT.

Por otro lado, como parte del reclamo, exigen que el financiamiento del Departamento de Policía de Kansas City se reduzca a la mitad y ese dinero se destine a «instituciones que defienden la vida».

Qué dice la Policía
El Departamento de Policía de Kansas City decidió publicar un video de media hora con la intención de contar lo sucedido previamente a la polémica detención de Stallings.

Se trata de un video de las cámaras de seguridad que ratifica lo que manifestaba el denunciante, un vigilante de una gasolinera.

Además, explicó a través de un comunicado que los agentes fueron llamados al lugar a las 22:49 tras la denuncia de que había «15-20 individuos peleando frente al lugar».

El mensaje difundido relata que uno de los hombres presentes interfirió físicamente con la investigación de los agentes y se negó a irse. Y que cuando intentaron arrestarlo, la multitud intercedió y el hombre salió corriendo.

«En ese momento, una mujer (que se ve en el video) y un hombre intentaron alejar al sospechoso de los oficiales», y causó la detención de Stallings.

Este video sólo muestra a la mujer embarazada sentada en el césped con las manos esposadas. No se ve la escena que todos señalan como brutalidad policial.

También aclaran que pronto arribó una ambulancia a la zona y llevo a la embarazada a un hospital para evaluar su estado.

La abogada de Stallings
Stacy Shaw, abogada de Stallings, contradice la versión de la Policía de que su clienta trató interferir en el arresto del sospechoso.

Además, declaró que la «embarazada, víctima de brutalidad policial, y su bebé nonato regresaron al hospital debido a complicaciones a causa de este brutal tratamiento de la Policía de Kansas City».

Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *