Xiaomi consigue la certificación para un nuevo cargador rápido de 55W que llegaría con sus próximos móviles top

La carga rápida sigue creciendo entre los móviles más premium del mercado. Xiaomi es una de las marcas que más apuesta por esta tecnología y tiene entre manos un nuevo cargador de 55W.

El fabricante de móviles chino ha certificado un nuevo cargador de 55 W, según indica una nueva filtración. Esta noticia augura tiempos de carga más cortos para los próximos móviles de gama alta de la compañía.

El número de modelo del cargador es MDY-12-EQ, se trata de una evolución con respecto a los cargadores con carga rápida que ha presentado la marca con anterioridad. Según la tabla con las especificaciones que se ha filtrado y que recoge la web GSMArena, este cargador admitirá una tasa de carga rápida con 11 V a 5 A.

La carga rápida cada vez se encuentra en más modelos de todas las marcas, principalmente en los de gama media y alta donde volver a llenar la batería puede ser cuestión de minutos y no de horas. El móvil Xiaomi Mi 10 Pro solo carga a 50W, aunque se envía con un cargador de 65W que en nuestro análisis nutría a la batería de 0 a 100% en unos 40 minutos.

Con ese nuevo cargador de 55W puede reducir los tiempos de carga de otro gran número de móviles de la marca Xiaomi, mientras la compañía sigue desarrollando esta tecnología para llegar al objetivo de 100W que se propuso hace tiempo y que cada vez parece estar más cerca.

Aunque en la información filtrada no se especifica la fecha en la que veremos llegar a este nuevo cargador rápido incluido en las cajas de algún nuevo modelo, podemos suponer que será con los teléfonos que la compañía anuncie a partir del inicio de 2021, como el Mi 11 y 11 Pro.

Hay que tener en cuenta que la carga rápida es una herramienta fundamental para cargar baterías de buen tamaño como las de 4.500 o 5.000 mAh, y que este proceso no se eternice o nos obligue a cargar el móvil por la noche mientras dormimos. Sin embargo, también se ha relacionado esta nueva tecnología con uno de los factores que antes deteriora el funcionamiento del teléfono.

Según recoge un tuit de Andrei F. colaborador del medio especializado en tecnología AnandTech, Oppo habría reconocido que la carga rápida inalámbrica de 40 W degrada la capacidad de la batería al 70% en el mismo número de ciclos que necesita un sistema de carga rápida de 15 W para degradar esa batería al 90%. Los fabricantes tendrán que seguir implementando la carga rápida y asegurarse que es segura para prolongar la vida útil de sus móviles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *