Abogados consideran jueces actuaron apegados a códigos en caso Emely

Abogados consideran jueces actuaron apegados a códigos en caso Emely

SANTO DOMINGO.- Abogados consideran que los jueces que emitieron la sentencia condenatoria de solo 5 años de prisión a Marlin Martínez, actuaron apegados a lo que establecen los Código Procesal Penal, Código Penal Dominicano y jurisprudencia jurídicas, ya que “ella fue solo acusada de ocultamiento de cadáver”, no de complicidad o asesinato.

“Quien no esté conforme lo que le corresponde es recurrir ante los Tribunales, especialmente al Ministerio Público, quien no pudo demostrar ante el tribunal la culpabilidad de esa ciudadana”, dijo el abogado José Ricardo.

Y es que, según Ricardo, “ante de juzgar a los jueces, la comunidad debe permitir que los expertos con conocimiento del caso evalúen la razonabilidad de la sentencia en el juicio Emely Peguero, para determinar hasta donde la ley les permitió llegar”.

Ante esa realidad, Ricardo pidió a la población “tener mucho cuidado porque es delicado incitar en este tipo de casos”.

“La sentencia dada puede ser recurrida, corresponderá a los abogados auscultarla y argumentar sus defectos, pero incitar al caos es delicado, los jueces expresan sus criterios y solo deben ser rebatidos por la vía de los recursos”, advirtió Ricardo.

Nada impide que la sociedad se exprese

Aunque José Ricardo insiste en que nade impide que la sociedad se exprese, y recordó que “para eso es que se hacen los juicios de manera pública, pero para ello se cumple el deber de edificarse y conocer los límites del expediente o las omisiones que de el pudieren hacerse, saber si la acusación es sólida, o deja a los jueces amarrados”.

El presidente del Colegio de Abogados de la República (Card), Miguel Surun Hernández, consideró que la imposición de las penas a las personas sujeta a un proceso en calidad de acusado luego que se determina en un juicio, oral, público y contradictorio ya eso se enmarca dentro de la soberanía de los jueces que administraron ese proceso, por vía de consecuencia, dicha condena tiene que ser de fruto de la ponderación de la responsabilidades penales de cada uno de imputados en función de cada tipificación.

Dijo que “en consecuencia, tomando como base esos elementos, es una decisión que todos debemos respetar muy especialmente en cuanto al autor material de ese hecho tan condenable que recibió una condena ejemplar como lo esperaba la sociedad”.

Sobre la reacción de los habitantes de San Francisco de Macorís, consideró que lo lógico es que las personas que no estén de acuerdo, cuando los jueces emiten fallos interpongan el correspondiente recurso de apelación, sobre la base que entiendan que se violó la ley.

Ineficiencia del Ministerio Público

Con esta decisión del Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís, el Ministerio Público quedó mal parado, debido a que no pudo establecer la verdad de los hechos ocurridos en el apartamento, donde fue asesinada la joven Emely Peguero Polanco, dijo el abogado Cándido Simón Polanco.

“Era solo seis meses que le correspondía de prisión a Marlin Martínez, porque lo único que podía retener la fiscalía era ocultamiento de cadáver, y por ocultamiento la penalidad son solo dos años”, explicó.

En cuanto a la sustracción planteada por el tribunal en su sentencia, Simón Polanco dijo que “el hecho que tú salga de la casa y busque un menor o pariente y luego van a otro sitio, hacer una prueba de embarazo no es un delito”.

En ese sentido, agregó que la sustracción tiene que estar vinculada a un delito sexual, pero no por “una prueba de embarazo”.

“Los reclamos a través de redes sociales no son tomados en cuenta, porque de ser así, estaríamos ante una justicia popular”, aclaró Simón Polanco.

El ex presidente del Card, Julio César Terrero, entiende que se puede recurrir a los tribunales. “Los jueces administraron justicia y debe ser ahí que se falle, más que en las redes sociales”, subrayó.

Terrero dijo que no se puede fallar en cuanto a lo que es la presión social.

“Alguna atenuante encontraron para favorecerla a ella, y la sociedad no debe condenar a esos jueces por actuar apegado a la justicia. De no estar conforme las partes, los querellantes que recurran y que sea la Corte quien decida si la varía o no”, agregó.

Lo jueces del Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís establecieron en la sentencia que Marlin Martínez no tuvo ninguna complicidad en el asesinato de Emely Peguero, basados en el artículo 60 y 62 del Código Penal Dominicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!