Algunos semáforos, señales y cableado del Distrito Nacional siguen amenazados por árboles

SANTO DOMINGO.- Luego que se denunciara que al menos 14 semáforos del Distrito Nacional estaban obstruidos por el crecimiento de las ramas de los árboles a su alrededor, afectando así su visibilidad y causando accidentes y violaciones de tránsito no intencionadas, las autoridades han procedido a cortar algunos de ellos, no obstante muchos permanecen tapados.

En un recorrido realizado por el casco urbano de Santo Domingo, donde es más recurrente la problemática y está el mayor flujo vehicular urbano, reporteros de Listín Diario constataron que algunos de los árboles han sido cortados, y las ramas aún permanecen en el lugar, dificultando el desplazamiento de los peatones.

Debido a la poca visibilidad de las luces de los semáforos, tanto de día como de noche, los conductores tienen que dar bruscas frenadas e incurren en faltas graves a la Ley de Tránsito, como el de cruzar pese a la luz roja, puesto que no la visualizan oportunamente.

Árboles deben ser podados correctamente

El arquitecto y urbanista Marcos Barinas especificó que en el caso del sector Gascue no es recomendable eliminar dichas plantas, puesto que muchas de ellas son centenarias, forman parte del ambiente urbano del sector y del patrimonio cultural de la ciudad, por lo que no se debe optar por eliminarlos, sino de podarlos con un equipo especializado de botánicos y paisajistas, para no afectarlos totalmente.

Indicó que en el caso de otros sectores, sí pudieran ser remplazados por otro tipo de plantas de menor crecimiento para no afectar las aceras, cableado eléctrico, señales de tránsito, semáforos entre otros.

En el caso los sectores en construcción recomienda la utilización de otro tipo de plantas, para no tener esta disyuntiva en un futuro.

“Regularmente vienen unas brigadas y no podan, sino que prácticamente destruyen esos árboles, que son parte esencial de la estructura espacial urbana de esos barrios”, indicó el urbanista.

Detalló que Gascue tiene árboles centenarios muy importantes que en su conjunto le dan la calidad que tiene el sector como los robles blancos, los robles rosados o como los laureles que hay en la avenida Independencia, los cuales son patrimonio cultural de la ciudad.

“Las autoridades deben tener a botánicos y paisajistas encargados del bienestar de esos árboles, e ir sustituyendo los que lo necesitan”, puntualizó el urbanista.

Intrant

Tras la denuncia, el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant ) informó que como parte del Programa de Reparación y Mantenimiento de Semáforos, ha intervenido las intersecciones de diferentes calles y avenidas del Distrito Nacional, donde la visibilidad de los cuerpos semafóricos (semáforos), era casi nula, afectando la seguridad los conductores.

En caso de que sean podas extremas, Intrant explicó que coordina con el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) y la Dirección General de Seguridad de Tránsito Terrestre (Digesett).

Se recuerda que la temporada se inició oficialmente el 1 de junio en el Océano Atlántico y finalizará el 30 de noviembre de 2018, por lo que se recomienda puntualizar en estas labores durante este periodo.

En el mes de julio, un árbol cayó sobre varios vehículos en la avenida Juan Isidro Jiménez, en el sector Gascue, reportando solo daños materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.