Cómo hacer unas patatas fritas bien crujientes

Cómo hacer unas patatas fritas bien crujientes

Pero para no alargarnos más, en MCS te daremos algunos trucos o consejos para que tus patatas queden con esa textura crujiente que nos encanta cuando comemos en esas cadenas de restaurantes famosas. Aprende hacer patatas fritas crujientes en simples pasos con las siguientes técnicas.

Cómo hacer patatas fritas crujientes

Trucos para hacer patatas fritas crujientes

Truco N.º 1

Unas de las maneras para que tus patatas queden crocantes es congelarlas. De hecho, es uno de los trucos más utilizados en la mayoría de los restaurantes por su practicidad.

Ingredientes

  • 4 patatas grandes
  • 2 cucharadas de sal (30 g)
  • ½ taza de aceite de oliva (125 mL)
  • 1 bolsa plástica o papel envolvente
  • 1 sartén grande

Preparación

  1. Primeramente, lava, pela y corta las patatas en tiras.
  2. Luego, introduce las patatas en la bolsa plástica o papel envolvente y congela durante, al menos, 1 hora.
  3. Pasado ese tiempo, sácalas del congelador y pon a calentar la sartén con el aceite.
  4. Seguidamente, fríe las patatas hasta que estén completamente doradas.
  5. Por último, retira de la sartén, deja que enfríen y añade la sal al gusto. Disfruta de una ricas patatas fritas crujientes.

Truco N.º 2

El aceite de cacahuete es un ingrediente muy utilizado en algunas cocinas. Sirve para saltear, freír o darle un sabor suave a nuez a ciertos alimentos. Además, es ideal en este caso, pues ayuda a que las patatas queden con la consistencia crocante perfecta.

Ingredientes

  • 4 patatas grandes
  • 1 taza de aceite de cacahuete (250 ml)
  • 2 cucharadas de sal (30 g)
  • 1 sartén u olla grande

Preparación

  1. Para que las patatas queden crujientes debes pelarlas, cortarlas en tiras y lavarlas bien para retirar el exceso de almidón.
  2. Seguidamente, calienta la sartén con el aceite de cacahuete a fuego medio e introduce las patatas.
  3. Fríe sólo por 2 o 3 minutos, deja que escurran y enfríen. Luego mételas en una bolsa y lleva al refrigerador por 1 hora.
  4. Pasado ese tiempo, saca las patatas y fríelas de nuevo hasta que estén doradas por completo.
  5. Por último, añade la sal, revuelve, deja que enfríen un poco y sirve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!