Dirección de Ganadería explica proceso sacrificio de los caballos enfermos.

Dirección de Ganadería explica proceso sacrificio de los caballos enfermos.

 SANTIAGO, RD.- El doctor Luis Almanzar, director regional de Ganadería, con asiento en Santiago, explicó el procedimiento empleado por ese organismo para sacrificar ocho  de los dieciocho caballos retenidos  por  el Ayuntamiento de Santiago, por el maltrato a que estaban siendo sometidos en el remolque de coches en el área monumental de esta ciudad.

Explicó que el Ayuntamiento lo que hizo fue prohibir la circulación de los coches tirados por caballos en las condiciones en que se encontraban esos animales, medida que fue saludada por ese organismo ya que las condiciones en que estaban esos animales eran deplorables.

“Esos caballos presentaban una desnutrición por la falta de alimentación, estaban totalmente infectados con garrapatas, en muchos casos abundante sarna, muchos ácaros, totalmente maltratados con cortaduras en el espinazo bastante pronunciadas, los arnés  se les pegaban en los costados, era algo desastroso y apoyamos la decisión del Ayuntamiento por la protección a la salud de esos animales”, indicó  el funcionario de Ganadería.

Dijo que después de eso, procedieron a llevarlos a un sitio libre de problemas, en una finca, allí se desparasitaron, se vitaminaron, fueron bañados, se les eliminaron todos los ectoparásitos como garrapatas, piojos, ácaros y luego se procedió a hacerles a cada uno el análisis de rigor.

El funcionario de la Dirección General de Ganadería, quien coincide con la directora de la Unidad de Protección Animal de la Procuraduría General de la República, doctora Marilyn Lois Liranzo, certificó que de  los análisis practicados a los caballos,  ocho de ellos dieron positivo a la Anemia Infecciosa Equina (AIE), que es una enfermedad controlada por el sistema sanitario nacional, como la Dirección General de Ganadería  y  la Dirección de Sanidad Animal.

Explicó que el protocolo que usa la Dirección General de Ganadería  y la   Oficina  Internacional  de Epizootia, (OIE), es el sacrificio obligatorio de esos animales, ya que es una enfermedad que no tiene cura  en equinos, es altamente  contagiosa  y se procede al sacrificio para detener  la multiplicación de la enfermedad.

“La Anemia Infecciosa Equina, es una enfermedad que no tiene cura, no se transmite en los seres humanos, pero es altamente contagiosa entre los equinos, si uno de ellos la tiene, los demás son contagiados inmediatamente y se procede a la muerte por eutanasia, un método donde el caballo se le administra una inyección, no produce ningún dolor y el animal cae inmediatamente y muere tranquilo”, dijo el doctor Almanzar, que además es médico veterinario.

Informó  que los demás caballos se mantienen en una finca en la comunidad de Laguna Salada, bajo el control de la Dirección General de Ganadería y que el jueves serán sometidos a otra prueba de analítica y si algún otro da positivo se procederá a su sacrificio inmediato.

Finalmente el director regional de Ganadería afirmó que el único estamento del Estado facultado para tomar una decisión con los caballos que al término del protocolo  estén  en  perfecto estado de salud, es la Procuraduría General de la República, a través de la Unidad de Protección Animal.

Dirección de Prensa, Ayuntamiento de Santiago, sábado 5 de mayo 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *