La coalición de gobierno alemana acuerda endurecer de nuevo la política de asilo

La coalición de gobierno alemana acuerda endurecer de nuevo la política de asilo

Los tres partidos que conforman la gran coalición que gobiernaAlemania -el bloque conservador y los socialdemócratas- alcanzaron hoy un acuerdo para combatir la inmigración ilegal y endurecer de nuevo la política de asilo, según medios alemanes.

Este acuerdo sucede al que alcanzaron el martes la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel y sus socios, los bávaros de la Unión Socialcristiana (CSU), tras una crisis interna que amenazó con partir su alianza de década y hacer caer al gobierno. Se trata, dijo la presidenta de los socialdemócratas, Andrea Nahles, de un “nuevo ordenamiento de la política de asilo”, al presentar los resultados.

El acuerdo se alcanzó en un encuentro de apenas una hora de las direcciones de los tres partidos

El acuerdo se alcanzó en un encuentro de apenas una hora de las direcciones de los tres partidos, una cita que tenía por objetivo cerrar un pacto comprensivo en materia de asilo e inmigración, superando las medidas individuales que hasta el momento se estaban discutiendo.

Por un lado el bloque conservador mantiene lo que acordaron sus dos partidos el lunes, lo que incluye la puesta en marcha en la frontera con Austria de unos centros en los que se estudiará en 48 horas si quienes pidan asilo están registrados en otros socios europeos (y por tanto deben ser devueltos a ese país).

El Partido Socialdemócrata (SPD), que ya había exigido que esos centros no fuesen “cerrados” ha aceptado que los inmigrantes sean llevados temporalmente a las instalaciones de la policía federal.

Los conservadores, con el ministro de Interior y presidente de la CSU, Horst Seehofer, a la cabeza, han conseguido asimismo que a esos inmigrantes se les aplique un protocolo similar al que se emplea en los aeropuertos, de manera que legalmente no se considere que han entrado en territorio alemán.

A cambio de estas cesiones, los socialdemócratas han logrado que salga adelante de forma acelerada su propuesta de ley de inmigración -pues hasta el momento Alemania no tiene una-, pese a las reticencias de la CSU en este aspecto. Con esta normativa, se tratarán de subsanar los cuellos de botella en algunos sectores productivos de la economía alemana, donde no hay suficiente personal cualificado en ciertas profesiones.

La propuesta, que ya estaba recogida en el acuerdo de coalición sellado por estas tres fuerzas el pasado marzo, va en la línea de lo apuntado hoy por la canciller en una rueda de prensa, en la que habló de habilitar vías legales para la migración y se refirió a cupos de “estudiantes y trabajadores cualificados”. Además, los tres partidos se han comprometido a acelerar los procedimiento de concesión de asilo.

El plan de la coalición va a topar sin embargo con obstáculos, pues cuenta con que los socios europeos afectados cooperen y acepten de vuelta a los inmigrantes retenidos en la frontera con Alemania que ya estén registrados en sus países. Además, Austria ya ha advertido de que no aceptará a los inmigrantes que Alemania rechace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!