Llama a castigar la corrupción en el país

Llama a castigar la corrupción en el país

El pastor Ezequiel Molina lamenta que cada vez surjan más escándalos y critica la ambición ilimitada

El pastor evangélico Ezequiel Molina Rosario señaló que espera que en lo adelante República Dominicana disfrute de una herencia política libre de corrupción e impunidad, como consecuencia de un sistema donde las leyes sean cumplidas.

En la versión 55 de la Concentración Evangélica Nacional, organizada por el Ministerio de la Batalla de la Fe, Molina Rosario lamentó que cada vez surjan más escándalos de corrupción, con los que “se develan mafias organizadas para el latrocinio, enquistadas en las diferentes estructuras de poder o con vocación de poder”.

Afirmó que estas “estructuras han sido asaltadas por bandas de malhechores movidos por una ambición ilimitada y que muchas veces actúan al margen de quienes dirigen, dejando claro que no se tuvo suficiente cuidado de la ética y la trayectoria de esos “servidores públicos” a la hora de escogerlos”.

Molina Rosario dijo que aspira a que en el país también existan ejemplos de ciudadanos que cumplan y obedezcan las leyes, y respeten a las autoridades y a cada ciudadano, “una sociedad en la que se hayan vencido las calumnias y las mentiras”.

En su discurso “Herencia Suprema”, Molina Rosario hizo un llamado a las autoridades y a la sociedad en general, a castigar con mano dura “a los desaprensivos, a quienes se le fue la mano y abusaron del poder, a los corruptos”, y “a luchar contra todo tipo de impunidad”.

En ese sentido, apuntó que “el poder no da autoridad para hacer lo malo. El poder es para cumplir y hacer cumplir las leyes, no para violarlas”. Resaltó que “a pesar de la batalla contra la corrupción y la impunidad hemos mantenido la dignidad sin perder la soberanía”.

Males que afectan sociedad

El pastor evangélico también consideró que los últimos avances tecnológicos, como la robótica y la inteligencia artificial, se convertirán en los sustitutos de esta generación “que se caracteriza por tener corazón de acero, y alma sin sentimiento, donde se destruyen los valores y anula la identidad, porque estamos en la era de los transexuales y el progres”.

“Para enfrentar los desafíos de este mundo pasajero no puedes ser una mujer en un cuerpo de hombre, tienes que ser un hombre en cuerpo de hombre. Hombre es aquel que cumple su deber y su rol, es quien le dice no a los vicios y sí a los valores”, sentenció.

Lamentó que actualmente se enarbolen “como bueno los crímenes inconfesos como el aborto y la eutanasia. Estamos viviendo en unos tiempos donde se desprecia al ser humano cuando está viejo y se aborrece al que aún no ha nacido. Donde el placer dionisiaco está por encima de la vida humana esto produce homicidios, feminicidios y suicidios”.

Molina Rosario, quien por 59 años ha estado predicando el mensaje evangélico por todo el país, atribuyó estos males a que “la gente seria y honesta, que somos la mayoría, hemos sido cobardes, y por temor a que nos den un empujón, hemos dejado la cancha a los malvados para que jueguen solos”.

Sin embargo, advirtió que esa situación debe ser modificada. “La gente de buenos principios y valores debería correr el riesgo y aportar desde el escenario, y no solo observar y opinar desde el balcón. Y no hacer caso a los mediocres que para lo único que les alcanza el cerebro es para descalificar, criticar y destruir prestigio y honra”.

La Batalla de la Fe , celebrada en el Estadio Olímpico Félix Sánchez, contó con la asistencia de más de 60 mil cristianos de todas las provincias del país, que desde tempranas horas del primer día del año llegaron al lugar para ser parte de una de las actividades que más feligreses aglutina en todo el país.

La concentración, que comenzó pasadas las 3:00 de la tarde, estuvo matizada con música de alabanzas y adoración con varios intérpretes cristianos del país y del extranjero, como Anny Cid, Sara Franco, Levitas del Trópico, Diesbon Charles, Ricardo Rodríguez, y la soprano coreana Lae A Kim.

Asimismo, contó con la intervención de varios pastores que realizaron oraciones por la familia, la nación, las autoridades y el mundo. “Esta actividad, con la que recibimos el año, es una oportunidad para hacer reflexión sobre la situación en la que se encuentra nuestro país. Para que entendamos que solo a través de la fe, podemos ver el avance y la sociedad que tanto nos hace falta”, expresó el pastor Nelson Blanco.

Previamente, la niña Elianna Molina realizó una oración por la familia, en la que hizo un llamado a los padres a ocuparse enteramente al cuidado y protección de sus hijos, a criarlos en un ambiente libre de violencia, y a luchar contra cualquier mal social que atenten contra la integridad de la niñez.

“Te pedimos por los adultos, para que dejen de maltratarse, que no golpeen más a las mujeres y paren el abuso a los niños. Que tengan más amor y comprensión, y que recuerden que ellos también fueron niños”, oró Elianna.

En la actividad, donde Molina Rosario anunció como novedad la presencia de personal con verifones en todo el Estadio dispuesto a recibir las ofrendas de aquellos que opten por usar tarjetas, Ezequiel Molina Sánchez, hijo del pastor Molina Rosario, hizo un llamado a los cristianos a retomar “el sentido espiritual de la ofrenda”.

Entre los asistentes estuvieron figuras como el diputado por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Víctor – Ito- Bisonó, y el alcalde del municipio de Santo Domingo Este, Alfredo Martínez, entre otros.

Resaltan trayectoria del pastor Molina Rosario

La Mesa del Diálogo y Representación Cristiana realizó un reconocimiento a Ezequiel Molina Rosario, por su “ardua labor en el ministerio”. “Esto no es más que el sentimiento de apoyo y respaldo a un ministerio como es La Batalla de la Fe. Cualquiera predica por televisión, por radio, o llenar un estadio, pero bordear 60 en un gran ministerio, sin empañar el testimonio del evangelio en República Dominicana eso es cosa de otra dimensión”, dijo Salustiano Mojica, presidente de la Mesa de Diálogo. La Batalla de la Fe, que ha sido celebrado en espacios como el Estadio de la Normal, el Palacio de los Deportes, y el teatro Paco Escribano, es considerada como el culto de confraternidad que año tras años ha contado con el respaldo de la creciente comunidad evangélica del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!