Pompeo: EE.UU. tendrá que ofrecer a Kim Jong-un garantías de su permanencia en el poder

Pompeo: EE.UU. tendrá que ofrecer a Kim Jong-un garantías de su permanencia en el poder

El secretario de Estado señaló en una entrevista a qué precio Washington se aseguraría un futuro sin ataques nucleares desde Corea del Norte.

Estados Unidos tendrá que garantizar que no buscará socavar el liderazgo político en Corea del Norte, señaló el secretario de Estado, Mike Pompeo, en una entrevista concedida el 13 de mayo a Fox News. Si Pionyang acepta dar la marcha atrás a su programa nuclear, EE.UU. le ofrecerá a cambio ciertas garantías a Kim Jong-un de que permanecerá en el poder.

“Tendremos que proporcionarle garantías de seguridad para estar seguros. Esta ha sido la recompensa que estaba en el aire durante 25 años”, dijo Pompeo, refiriéndose a la duración del programa nuclear norcoreano, que fue lanzado a principios de 1994.

Acto seguido, el secretario de Estado resaltó la aportación personal del presidente Donald Trump en el cambio de curso: “Ningún presidente colocó a Estados Unidos en una posición en la que los líderes norcoreanos pensaran que esto es realmente posible, que los estadounidenses efectivamente harían esto, llevarían a un punto donde EE.UU. ya no estaría en riesgo por parte norcoreana”.

Ventajas para EE.UU. y Corea del Norte

Hace unos meses Trump tachó a Kim como un “hombre loco” y un “hombre misil en una misión suicida”, le amenazó con “fuego y furia” y se jactó de tener un botón nuclear más grande. Pompeo dio por terminada esa guerra de palabras.

El tono de la retórica respecto a Kim ha experimentado un drástico cambio durante los últimos meses. Después de la histórica cumbre entre Kim y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, a finales de abril, Trump comenzó a elogiar al líder norcoreano.

Así, durante un reciente encuentro con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, Trump calificó a Kim de “muy abierto y muy honorable”. Cuando Pionyang señaló que estaba dispuesto a desmantelar su polígono de pruebas nucleares y permitir que el proceso esté supervisado por periodistas extranjeros, incluidos los estadounidenses, Trump lo consideró “un gesto muy inteligente y amable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!